Día 15. Reto Nutri: No temas al colesterol, no te alíes con danacol

Volvemos a la carga con otro audio express sobre nutrición. 

Esta vez, estoy seguro que va a suponer un antes y un después en tu forma de ver la alimentación, por lo menos, con respecto al colesterol.

Porque nos hacen creer que es lo peor, que es malo, que tenemos que tener cuidado si sube…Y nos meten miedo. Salen a la luz los típicos anuncios de famosos anunciando danacol y otros varíos, y te vas dando cuenta que eso no soluciona nada, que hay que entender más a fondo que hay detrás.

Por eso, vamos a conocer más a fondo sobre esto, para que no te quepa ninguna duda de que no solo no es malo, si no que es absolutamente necesario para tu supervivencia.

¿Todo lo demás? Intereses económicos 

📑 RECURSOS

➡ Audio colesterol

➡ Aprende bien esto (o desaprende los siguientes mitos):

– El colesterol dietético (de un alimento) no eleva el colesterol sanguíneo, por lo que, efectivamente, no tengas miedo a comer huevos, bacon y sesos 😉 Estudio

– Las grasas saturadas no aumentan el colesterol LDL (o malo). De hecho, parece ser que aumentan el HDL (colesterol bueno) Estudio

– No hay relación entre el colesterol, y la enfermedad cardiovascularEstudio

➡ Quédate con esto en un análisis de sangre:

Colesterol total

Este dato dice bien poco. Simplemente te da una idea del colesterol que viaja por tu sistema circulatorio. No existe prácticamente correlación entre este número y tu riesgo de enfermedad cardiovascular. Esto no quiere decir que cambios bruscos en este número deban tomarse a la ligera. En muchas ocasiones es normal, y en otras puede representar una señal de alarma.

Hdl-c

Si parece haber correlación entre un HDL-C alto y una buena salud cardiovascular. Lo ideal sería que el valor estuviera por encima de 60mg/dl.

Ldl-c

Este es el “terrible” colesterol malo, en el que muchos se fijan como indicador principal de riesgo. Espero que a estas alturas ya sepas que no es exactamente así.

No suele haber relación entre el colesterol LDL total (LDL-C) y el número de lipoproteínas que lo transportan (LDL-P), por tanto este valor por si solo no nos dice mucho. Pero si está alto, debemos prestar atención al siguiente.

Triglicéridos

Sí hay relación entre el nivel de triglicéridos en sangre y el número de lipoproteínas LDL (el verdadero riesgo). Cuantos más triglicéridos, más lipoproteínas LDL necesitas para su transporte, lo que aumenta el riesgo de oxidación y daño en las paredes arteriales.

Si este número está por encima de 125-150 mg/dl, probablemente haya un problema, especialmente si el HDL-C es bajo. Un ratio Triglicéridos/HDL-C mayor que 3.5 puede ser un motivo de preocupación.


​Cuando te vayas a hacer un análisis de sangre, hazte más de uno, en diferentes días, ya que puede ocurrir que el análisis salga perfecto, y sin embargo vayas unos días después y salgas de la consulta con una prescripción de estatinas…

El análisis puede variar mucho en función de la hora, fecha, de si hay una manifestación…Antes de tomar decisiones drásticas (tomar medicamentos es drástico), ten una media de varios análisis, en un periodo de tiempo determinado. Y ya si, sacas conclusiones con ayuda de tu médico.

​Comparte tu tarea con todos nosotros, por el grupo, o en facebook ¿Te ha sorprendido todo esto del colesterol? ¿Tienes preguntas?

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba